viernes, 31 de agosto de 2012

Papel de arroz relleno de croquetas de puchero con hierbabuena

Estas son las pijaditas que a mi me encantan, siempre sobra puchero, potaje o cocido, al final croquetas o ropa vieja, en algunos casos sopa con los restos, todo buenísimo pero aburrido si solo se come de esa manera.

Con los restos se pueden hacer muchas cosas y esta es una que voy a repetir un montón de veces.

Que ricos y crujientes salieron, ligeros al no estar fritos, con una textura buenísima de  
cruji-blandito y muy, muy bonitos.

Como al final es una masa de croquetas no voy a poner cantidades exactas, dependerá de los paquetitos que queramos hacer, lo que si voy a hacer es poner el paso a paso para que se vea bien lo fácil que es y lo resultones que quedan.

La base de todo esto es exactamente este plato de potaje-puchero de los que yo hago, que nunca son iguales de una vez para otra, depende de lo que tenga y me apetezca, en este caso era pollo con garbanzos, judías verdes, patata y zanahoria con todas las verduras trituradas que pude encontrar el el frigo y pimentón, rico y muy ligero, así que las sobras de este plato escurridas, las triture aplastandolas con un tenedor y cortando el pollo con una tijera muy menudito.
En una sartén ponemos una gota de aceite y pochamos cebolla muy menudita hasta que cambie y se ponga transparente.
Le añadí 3 cucharadas de harina de trigo, la rehogue hasta que cambio de color y puse la mezcla del puchero.
 Comencé a hacer la masa de croquetas primero añadiendo el caldo que tenia y lo termine con leche,
Rectificar de sal.
Lavar unas hojas de hierbabuena fresca y secarlas muy bien
Cortarlas muy menuditas y añadirlas a la mezcla

Integrarlas muy bien
Ponemos un plato limpio con un poco de aceite de oliva y con un  pincel o un papel de cocina extendemos el aceite por toda la superficie.
Vamos mojando las hojas de papel de arroz en agua cliente hasta que se pongan maleables, hay que tener cuidado de no pasarnos porque se ponen enseguida blandas y se pueden romper.
Las vamos secando un poco en papel de cocina y las rellenamos con una cucharada  de la mezcla que habremos dejado atemperar.
Hacemos los paquetitos de la forma que más nos gusten
Los vamos acomodando en el plato aceitado y los pincelamos con aceite también por encima.
Ponemos una sartén al fuego y calentamos bien, cuando esté acomodamos con cuidado los paquetitos separando unos de otros, se quedan pegados cuando están crudos.
Dejamos que se hagan a fuego medio primero por el lado del cierre 
Y les vamos dando vueltas con cuidados hasta que estén bien doraditos y crujientes
Servir calientes, son ideales para una cena ligera o para aperitivos, están riquísimos y son muy originales.

Ah!!!  se me olvidaba deciros que la hierbabuena le da un punto espectacular, es como si te  estuvieras  tomando un caldito del puchero un dia de Feria de Abril por la madrugá.


Nota:
Una vez que tengamos los paquetitos hechos y bien pincelados podemos ponerlos en una bandeja separados entre si y congelarlos al aire, una vez que estén congelados los podemos pasar a una bolsa de las que cierran herméticas y tenerlos hecho para otra ocasión
Con tres cucharadas de harina salieron 20 paquetitos del tamaño de una croqueta de las gordas, gordas.

jueves, 30 de agosto de 2012

Cazuela de fideos con caballas

No se si fue el aire del mar, el ambiente de Punta Umbría o el puestecito en el que compre las caballas en plena calle, pero lo cierto es que jamás he comido unas iguales.
6 caballas acabadas de pescar, vivas, por 3 euros, con un sabor y un olor que no puedo explicar.

Algunas las comimos a la plancha pero otras cayeron en esta cazuela, que de fácil es tonta, pero es que no hacia falta nada más.

Solo voy a poner la preparación porque casi no lleva ingredientes.

Limpie las caballas de tripas, cabeza y raspas.

A medida que iba sacando los filetes iba echando en un cazo todo lo que eran espinas y algunas pieles reservando los trocitos de caballa que iba recortando, llené el cazo con agua, una hoja de laurel, perejil  y un poco de sal y deje que hirviera hasta tener un caldo medio concentrado.

Lo colé y lo reservé.

En una sartén amplia hice un sofrito de cebollita, ajo y tomate bien picadito pero en poca cantidad y cuando perdieron el orgullo le incorporé el caldo colado y un poco de azafrán.

Ajustar de sal si hiciera falta y le ponemos los fideos, del nº 2 en mi caso y todos los trocitos de caballa que se hayan guardado al sacar las raspas.

Dejamos cocer hasta que casi estén los fideos
Cuando veamos que faltan unos minutos ponemos los filetes de caballa boca abajo y dejamos un par de minutos.
Les damos la vuelta con cuidado y apagamos el fuego.

Dejamos que repose un poco como hacemos con el arroz. 

Debe quedar caldoso
Emplatamos los filetes con los fideos bien calientes
Y ponemos uno boca abajo para que se vea bien lo bonitas que son las caballas

Buen provecho

miércoles, 29 de agosto de 2012

Cebollas rellenas de pollo y pavo


Desde hace mucho tiempo tenia pensado hacer esta receta, la he visto de infinidad de maneras pero no terminaba de decidirme por una, así que como muchas otras veces he terminando cogiendo ideas de aquí y de allá y estas son mi versión de cebollas rellenas que ojalá  las hubiera hecho antes, que ricas han salido!

Una de las variaciones principales es que las cebollas no van guisadas sino asadas y el sabor y la textura cambia sustancialmente.

Tenia la sensación que me estaba comiendo una hamburguesa superjugosa y en definitiva esa era mi idea, como se suele decir: "el mismo perro pero con distinto collar". Los ingredientes vienen a ser los mismos pero no tiene nada que ver una cosa con la otra.

Estas están rellenas con carne de pavo y pollo mezclada, pero por supuesto se puede poner la carne o el pescado que tengamos en casa, incluso alguna que nos haya sobrado  de liar albóndigas.

Sea como sea puedo asegurar que serán muchas las veces que las comeremos, porque además tienen una conservación muy buena y son superfaciles de hacer y más fáciles de comer.

Ingredientes para 2 personas
2 cebollas medianas-grandes
100 g. de carne mezclada de pollo y pavo
Queso rallado para gratinar
Salsa de tomate con orégano y albahaca
Salsa de soja
Hierbas provenzales
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Limpiamos las cebollas de la primera capa y cortamos un poco la base para que se queden bien de pie  , le ponemos una gota de aceite y las metemos en el horno justo el tiempo que tarden en perder el orgullo pero que estén firmes al tacto, las dejamos entibiar en un recipiente bien tapadas.
Cuando podamos manipularlas cortamos un poco de arriba y las vaciamos con mucho cuidado.
Intentaremos sacar las capas de dentro enteras, porque las dos más grandes también las vamos a rellenar
Ponemos una sartén con una gota de aceite de oliva y doramos las carnes mezcladas hasta que tomen un poco de color, desmenuzándola con un tenedor.
Picamos el resto de la cebolla a medio asar menos los corazones y la incorporamos a la carne.
La salpimentamos ( poca sal ) y le añadimos un chorrito de salsa de soja y un poco de mezcla de hierbas provenzales.
Lo unimos todo bien y le ponemos una cucharada de salsa de tomate
Una vez que esté casi hecho rellenamos las cuatro capas de cebollas con la mezcla y las  acomodamos en una bandeja de horno con los trozos de corazones de cebolla cortados por la mitad y en mi caso le he puesto  una patata cocida cortada a cascos,  salpimentando y regando con un hilo de aceite de oliva
Lo llevamos al horno y lo asamos todo durante 20 minutos aprox. a 180º
 Las sacamos una vez que estén, todavia al dente.
Le ponemos bien de queso rallado por encima, en este caso una mezcla de cuatro quesos que tenia y le ha ido muy bien.
Gratinamos a 220º hasta que veamos la superficie bien dorada y el queso con una capa crujiente.
Ponemos el resto de la salsa de tomate en un cazo y lo calentamos a fuego muy lento salpimentando y poniéndole un poco más de las hierbas.
Emplatamos poniendo una cama de salsa de tomate, una cebolla grande y otra pequeña y la mitad de las patatas y cebollas en cada ración.
Servir muy caliente con el queso muy dorado
Ya solo queda comernos la ración si somos capaces de no repetir.
Cuando se  abra la cebolla, encontraremos un  relleno jugoso y muy ligero al no llevar ni pan rallado, ni huevo ni harina, solo la carne y la salsa.
La cebolla nada blanda, todavia con un puntito de crujiente
Buen provecho


lunes, 27 de agosto de 2012

Raya al pimentón

La Raya junto con la merluza, mis pescados favoritos, esa carne jugosa  blanca y nacarada, solo de verla en el mercado se me hace la boca agua sabiendo lo que me espera cuando está cocinada.
 
Necesita tan poco y está tan buena que siempre me parece poca.

Una pena que la temporada sea tan corta, pero suelo comprar y congelar y de vez en cuando un platito deRaya es todo un festín en mi casa. 

Esta receta es de lo más fácil pero esta de primera, suelo hacerla en amarillo con algún marisco o con tomate, de las dos maneras riquísima, pero el pimentón le va como anillo al dedo y para inaugurar la temporada (antes no había podido conseguirla) la he preparado así, sencilla pero insuperable.

Ingredientes para dos personas

2 aletas limpias de Raya
4 dientes de ajo
1 guindilla
Pimentón de la Vera dulce
Vino blanco
Sal y pimienta
Aceite de oliva

Ponemos en una sartén amplia un poco de aceite de oliva  y los dientes de ajo fieteados y la guindilla hasta que se pochen un poco, apartamos la sartén del fuego y le añadimos el pimentón en la cantidad que más nos guste, ni poco ni mucho es lo mejor, mezclamos bien y volvemos al fuego.
Ponemos dentro las aletas de Raya, dejamos que se marque por un lado y le damos la vuelta con cuidado, salpimentamos y le ponemos un vasito de vino blanco, dejamos a fuego medio y tapado que de un hervor.  

Destapamos y a fuego fuerte dejamos que la salsa reduzca y espese.
Estará hecho todo en unos cinco minutos.
Emplatamos una aleta de Raya por persona,  yo la he acompañado de unos tomatitos Cherry y una patata cocida,  salpimentada y regada con un hilo de aceite de oliva virgen crudo.
Servir bien caliente

Buen provecho


viernes, 24 de agosto de 2012

Barquitas de patatas rellenas de ensaladilla y salsa rosa

Receta fresquita y fácil, pero con muy buena presentación y además muy completa.

Las he visto rellenas de toda clase de ensaladillas, pero como siempre digo, el frigorífico o la despensa es la que manda.

Si las patatas son grandes pondremos 1/2 por persona, es más que suficiente, pero eso depende de cada uno.

Ingredientes 2 personas

1 patata grande cocida
6 palitos de Surimi
2 rodajas de piña
1 huevo cocido
Mayonesa acalórica
Cebollino fresco

Para la salsa
Mayonesa acalórica
Ketchup
Brandy
1/2 naranja

Zanahorias aliñadas

 Vaciar las patatas con un saca bolas, con cuidado de no romperlas.
Yo las he pelado pero se pueden dejar con la piel si se cepillan muy bien.

Reservamos la pulpa de la patata.
Cortamos en trocitos la piña.
4 palitos de Surimi a rodajitas.
Picamos el huevo cocido, a mi me gusta desmenuzarlo con un tenedor para que se integre mejor.
Mezclamos todo en un bol y le ponemos un poco de mayonesa para hacer una pasta suave. Rectificamos de sal si hiciera falta.
Rellenamos las patatas con colmo (es lo único que vamos a comer)
En un bol aparte hacemos la salsa rosa mezclando todos los ingredientes, más o menos depende de como la queramos de fuerte.
Mezclamos todo hasta que esté muy bien integrada.
Cubrimos  bien  con la salsa rosa y le ponemos encima 1 palito a tiras a cada media patata
Servimos con unas zanahorias aliñadas con ajito picado, sal, comino molido, vinagre y aceite de oliva
Adornamos con cebollino fresco cortadito por encima de todo el conjunto y comer bien frío.


Buena receta para el fin de semana, guardado en un tupper bien cerrado comida para un imprevisto, fresquita y riquisima.

INMOBALIA - C/ CORRAL DE LOS OLMOS Nº 1 , 41015 - SEVILLA - TFN: 955 51 52 52 - INMOBALIA

Entradas populares

Archivo del blog

Espárragos

Berenjenas

Mayo 2014: La Trucha

Junio 2014 - Pasta

http://issuu.com/recetarioaragones/docs/la_pasta/9?e=4033801/8214383

Octubre 2014: Sardinas de Cubo

Alubias

ebook de invierno Recetario Mañoso

Recetas de Primavera 2015. Recetario Mañoso

Recetario de verano 2015 Recetario Mañoso

Otoño'15: Tenera de Aragón, Alubias y Chocolate

las recetas de invierno en el Recetario Mañoso

Recetario Mañoso de Primavera 2016

Invierno'17: El cocido y su reciclado