lunes, 30 de septiembre de 2013

Uvas, pan y queso, saben ......a besos !!!!

 
Cuando este mes vi el ingrediente que nos proponían en el Recetario mañoso, mi primera intención fué hacer un clafoutis de uvas, pero cuando me he querido dar cuenta ya había uno y no era cuestión de repetirse, así que me puse a darle vueltas al coco y de ese sobrecalentamiento cocotero ha salido una de las cosas más fáciles y ricas que he comido en mucho tiempo.
Toda mi vida he asociado las uvas, al pan y al queso, porque mis padres me decían que saben a besos, me gustan a rabiar juntos, pero había que darles un toque especial.
En definitiva unas empanadillas muy versátiles, porque lo mismo las puedes comer en salado que están geniales,  para una cena, que si las rebozas en azúcar, sirven para ser un postre de los de 10, cambia por completo el concepto y eso me gusta, porque de un plato hacemos dos.
Que de que modo están más buenas ? pues me gustaría que hicierais lo que mi amiga Carmen, las primeras una de cada cual, y a partir de ahí que cada uno elija la que más le guste, a Carmen a pesar que solas le encantaron, como es muy golosa, le gustaron más, bien rebozadas de azúcar, como ya os digo es que parece otro plato diferente solo con endulzarlas un poco.
 Aquí tenéis a mi conejillo de Indias, siempre está dispuesta a probar y decir con total honestidad si le gusta o no. En este caso afortunadamente, muchísimo.
 
Bueno pues la receta no puede ser más fácil, unas obleas, uvas negras y el queso que más nos guste.
Quien se quiera complicar un poco la vida, puede hacer la masa de las obleas, al fin y al cabo es fácil y será mucho más parecidas al pan, yo no lo he hecho, quería que fuera lo más fácil y rápido posible, y las que venden de una marca muy conocida son muy buenas, en este caso de las pequeñas para que fueran de bocadito, pero se pueden hacer de las grandes si las vamos a utilizar como cena.
Ponemos encima de cada oblea un puñado o un dadito de queso, yo le he puesto la mezcla de quesos que venden para las pizzas, tiene Emmental, Cheddar, Gouda y queso curado, me gusta porque funde muy bien.
Pelamos y despepitamos unas uvas y las ponemos encima del queso
Mojamos los bordes de las obleas con agua y cerramos a la mitad, sellándolas con un tenedor, para que queden perfectamente cerradas y bonitas.
Freímos en abundante aceite caliente hasta que estén doradas.
Y las acomodamos con cuidado de no romperlas, en papel absorbente.
De una manera mucho más ligeras sería horneandolas pintadas con huevo.
Ya solo nos queda comerlas tal cual salen de la sartén, o rebozadas en azúcar, de cualquier manera, así calentitas,
 saben a.........besos !!!!
Con esta receta, hago mi primera aportación  al Recetario mañoso

 

Espero que os haya gustado
Buen provecho
;-)

INMOBALIA - C/ CORRAL DE LOS OLMOS Nº 1 , 41015 - SEVILLA - TFN: 955 51 52 52 - INMOBALIA

Entradas populares

Archivo del blog

Espárragos

Berenjenas

Mayo 2014: La Trucha

Junio 2014 - Pasta

http://issuu.com/recetarioaragones/docs/la_pasta/9?e=4033801/8214383

Octubre 2014: Sardinas de Cubo

Alubias

ebook de invierno Recetario Mañoso

Recetas de Primavera 2015. Recetario Mañoso

Recetario de verano 2015 Recetario Mañoso

Otoño'15: Tenera de Aragón, Alubias y Chocolate

las recetas de invierno en el Recetario Mañoso

Recetario Mañoso de Primavera 2016

Invierno'17: El cocido y su reciclado