martes, 2 de octubre de 2012

Habichuelillas verdes con jamón y en revuelto, dos en una

Como está de buena la verdura fresca!!!  

A esta verdura en mi tierra le llamamos habichuelillas, aunque lo más extendido sea judias verdes, a mi me saben hasta mejor llamandolas así.

Me encanta y no me explico como hay personas que por el hecho de que sea verdura ni siquiera  la pruebe.

Mi marido era de esos, hasta hace unos años el único color verde que le gustaba era el del Betis (mira que gracioso siendo yo Sevillista) no comía ninguna verdura, la zanahoria que es naranja y el maíz porque es amarillo, no podía o eso decía él, porque un buen día me dio por ponerle en el plato la misma guarnición que me ponía yo y no se que milagro se obró que empezó a comerla, yo creo que me miro y por miedo a que le mordiera si dejaba algo en el plato  empezó a probarla jejeje, ahora él es el primero que dice que que pena de tiempo perdido sin comer una cosa tan rica y saludable.

De las primera que probó fueron las habichuelas ó judías  con jamón, supongo que empezaría por coger los cachitos de jamón y se le iría un trocito sin querer, pero lo cierto es que rebaño el plato.

Ponemos hacerlas de bote o congeladas, las de lata me saben a lata lo siento, pero como las frescas no hay ningunas, ahora están medianamente asequibles, pero cunden mucho y están tan ricas......

Ingredientes

 Jamón cortadito
1/2 kg. de habichuelas frescas de las planas
2 dientes de ajo
1 cebolla
1 pastilla de caldo de pollo
1 chupito de vino blanco
Pimienta negra recién molida
Lavamos y cortamos las habichuelas primero a trozos regulares
Y esos trozos en juliana
Ponemos una cacerola con agua y sal,  cuando esté hirviendo ponemos la verdura
En una sartén con un poco de aceite de oliva rehogamos los ajos, yo los he pasado por un prensa ajos, y la cebolla en juliana fina.
Cuando hayan cogido un poco de color le ponemos el jamoncito en la cantidad que más nos guste o podamos, es preferible poco bueno que mucho malo.
Dejamos un par de minutos que se haga todo juntito.
Una vez que las habichuelas están al dente las escurrimos y sin pasar por agua fría se las incorporamos a la sartén.
Le ponemos la pastilla de caldo de pollo desmenuzada y la pimienta
Rehogamos y regamos con el chorrito de vino  a fuego vivo y dando vueltas con cuidado terminamos de hacer.
Deben quedar jugosas pero sin caldo.
En casa hago cantidad y como guarnición, en revueltos, o acompañadas de un huevo a la plancha o escalfado  son unas cenas sanas, ricas  y muy ligeras.

Las primeras nos las comimos tal cual, pero las siguientes con este revuelto
Calentar las habichuelas sin añadir ninguna grasa
Los rompemos , yo no les pongo más sal, pero eso va en gustos.
Los revolvemos
Hasta que se mezcle un poco
Con el fuego apagado lo terminamos
Debe quedar muy jugoso y un punto más crudo que hecho porque se sigue haciendo con el calor residual y si no se quedaria muy seco.
Emplatar y comer inmediatamente, estan especialmente buenas acompañadas de unos picatostes de pan frito, pero eso va a tener que ser en otra ocasión cuando no esté a dieta
Buen provecho

INMOBALIA - C/ CORRAL DE LOS OLMOS Nº 1 , 41015 - SEVILLA - TFN: 955 51 52 52 - INMOBALIA

Entradas populares

Archivo del blog

Espárragos

Berenjenas

Mayo 2014: La Trucha

Junio 2014 - Pasta

http://issuu.com/recetarioaragones/docs/la_pasta/9?e=4033801/8214383

Octubre 2014: Sardinas de Cubo

Alubias

ebook de invierno Recetario Mañoso

Recetas de Primavera 2015. Recetario Mañoso

Recetario de verano 2015 Recetario Mañoso

Otoño'15: Tenera de Aragón, Alubias y Chocolate

las recetas de invierno en el Recetario Mañoso

Recetario Mañoso de Primavera 2016

Invierno'17: El cocido y su reciclado